Los pasos que tome inmediatamente después de lesionarse son el momento más importante en su caso. Tome estos 3 pasos para proteger su caso:

  1. Busque atención médica si todavía no lo ha hecho. – Incluso si cree que no está gravemente herido, vaya a la sala de emergencias o haga una cita con su médico de atención primaria. Cuanto más espere para obtener tratamiento médico, más probable será que la compañía de seguros rechace su reclamo por lesiones corporales o le ofrezca una compensación sustancialmente menor por sus lesiones.
  2. Reúna y preserve la evidencia: asegúrese de tomar fotografías del daño a todos los vehículos involucrados en el accidente, declaraciones de testigos si hay alguna y cualquier otra evidencia física que pueda estar involucrada. La pieza de evidencia más importante es el informe policial. Por lo tanto, siempre debe llamar al 911 inmediatamente si está involucrado en un accidente. No permita que un conductor culpable lo convenza de simplemente «intercambiar información de seguro» con usted en lugar de notificar a la policía.
  3. Contrate a un abogado de lesiones personales: el abogado lo ayudará a navegar a través del proceso legal, incluida la presentación de la reclamación ante la aseguradora responsable, así como cualquier otra cobertura de seguro disponible. El abogado se asegurará de que usted reciba una compensación total por todo el alcance de sus daños. Tenga en cuenta que el trabajo de la compañía de seguros es pagar lo menos posible por cualquier reclamo. No obtener un abogado solo puede perjudicar su reclamo y reducir el monto de su acuerdo.

Llámenos

Para comenzar, llame a nuestro bufete, las Oficinas Legales de John Morrison, LLC, y hable con un miembro de nuestro equipo legal de accidentes automovilísticos. Puede utilizar nuestro formulario de contacto en nuestro sitio web o llamar al 770-951-8900 y programar una sesión de evaluación gratuita de su caso.