Los beneficios por fallecimiento están disponibles para el cónyuge dependiente y los hijos menores de un empleado que ha fallecido debido a lesiones en el trabajo.

Este beneficio de compensación laboral se paga a razón de dos tercios del salario semanal promedio del empleado fallecido en el momento del accidente, hasta un máximo de $550 por semana. Además, la compañía aseguradora de compensación laboral es responsable de reembolsar los gastos funerarios del trabajador fallecido hasta un máximo de $7,500.

En total, a un cónyuge viudo sin hijos no se le pagará más de un total de $ 150,000 en pagos semanales. Un hijo dependiente de un trabajador fallecido es elegible para recibir pagos semanales a través de la compensación laboral hasta que cumpla los 18 años. Sin embargo, los hijos menores del trabajador fallecido pueden continuar recibiendo los beneficios semanales de compensación laboral incluso después de los 18 años de edad si está matriculado en la universidad.

El solo hecho de que un trabajador muera mientras trabaja no significa necesariamente que su reclamo será aceptado por la compañía aseguradora de compensación laboral. Por esta razón, es fundamental que obtenga los servicios de un abogado con experiencia en compensación laboral para manejar adecuadamente el reclamo. Su abogado puede revisar todos los registros médicos para determinar si la muerte se relacionó causalmente con el trabajo. Algunos factores importantes pueden incluir, en el estrés laboral, condiciones de trabajo peligrosas, inhalación de humo o productos químicos, y varios otros factores.