Abogado Especializado en Mordeduras de Perros en Georgia

Cada año, los perros muerden a aproximadamente 4.5 millones de personas en los Estados Unidos, de acuerdo con un informe de la Asociación Americana de Medicina Veterinaria. De estos casos, el 20 por ciento son lo suficientemente graves como para justificar la atención médica; 27,000 son lo suficientemente graves como para requerir cirugía reconstructiva; y en el 2013, 31 de los casos fueron fatales. Si un perro lo ha mordido a usted o a un ser querido, llame a un abogado especializado en mordeduras de perro en Georgia a la oficina legal de John Morrison, LLC.

Manejar un reclamo como este por su cuenta puede ser muy desafiante, especialmente cuando se está recuperando después del ataque. Le ayudaremos a evaluar su reclamo y comenzar a presentar un reclamo. También lo ayudaremos a enfrentar los diversos desafíos que presentan las reclamaciones por mordedura de perro y manejar los protocolos legales que exige la ley de Georgia.

¿Puedo responsabilizar al dueño del perro por mis lesiones?

Las leyes de mordeduras de perro de Georgia son notablemente complejas. La ley estatal presume que los perros son inofensivos, hasta que demuestren lo contrario. Usted puede responsabilizar al propietario del perro por un ataque, pero solo si puede probar que ciertos elementos existieron. Hay dos enfoques que puede tomar al responsabilizar al propietario.

1. Probar que el perro era peligroso.

Si puede demostrar que el perro tenía un historial de ser peligroso, que el dueño del perro sabía (o de manera razonable debería haber sabido) que el perro era un riesgo, y que el dueño fue un tanto descuidado controlando al perro, entonces tiene motivos para hacer un reclamo. Un registro de mordidas anteriores y testimonios de testigos sobre las tendencias agresivas del perro pueden ayudar a respaldar su reclamo.

2. Demostrar una violación de las leyes de correa.

La segunda vía legal que las víctimas pueden tomar es demostrar que el dueño del perro violó una ley de mantener al perro con la correa o una ordenanza local para perros. Si una ciudad o condado requirió que el perro estuviera atado y el dueño violó la ley, eso por sí solo es suficiente para responsabilizar al propietario por sus daños.

¿Qué tipos de daños puedo recuperar después de una mordedura de perro?

La mayoría de los gastos relacionados con lesiones, tanto actuales como futuros, son recuperables en una reclamación por mordedura de perro, al igual que los daños intangibles y emocionales. Su abogado puede reunirse con usted para compilar una lista completa de sus daños, obtener información de un economista forense y calcular el valor total de su caso. A continuación se presentan algunos de los daños que pueden ser compensables.

  • Facturas de la sala de emergencias, ambulancia y hospitall
  • Todos los gastos médicos actuales y futuros.
  • Gastos de cirugía reconstructiva
  • Pérdida de salarios
  • Discapacidad, desfiguración y cicatrización
  • Trastorno por estrés postraumático, trastornos de ansiedad, fobias, depresión y otros efectos emocionales que pueden causar los ataques de perros
  • El efecto de la lesión en sus relaciones, carrera, matrimonio y felicidad en la vida

En muchos casos, el dueño del perro no tendrá que pagar sus daños de su bolsillo. Si el dueño del perro tenía un seguro de propietario de vivienda, puede presentar un reclamo ante la compañía de seguros. Sin embargo, si el propietario no tiene seguro o no cubre los casos de mordeduras de perro, es posible que usted tenga que buscar la recuperación mediante la presentación de una demanda.

¿Cómo puedo seguir adelante con mi reclamo por mordedura de perro?

Para hablar sobre cuáles son sus opciones legales y comenzar a tomar las medidas necesarias para presentar un reclamo o una demanda por mordedura de perro, llame a la oficina legal de John Morrison, LLC en Georgia y programe una consulta gratis. Podemos discutir cuál es el enfoque que funcionaría mejor para usted, discutir sus lesiones y daños, y luego ayudarlo a luchar por la máxima indemnización posible. Póngase en contacto de inmediato con nuestra oficina llamando al 770-951-8900.