Responsabilidad por Violencia Laboral en Georgia

El trabajo puede ser lo suficientemente estresante sin tener que manejar la posibilidad de arrebatos violentos y lesiones en el trabajo. Sin embargo, tristemente, la violencia en el lugar de trabajo se está convirtiendo en un problema creciente en los Estados Unidos, y se define como “cualquier acto o amenaza de violencia física, acoso, intimidación u otra conducta perturbadora amenazante que ocurra en el lugar de trabajo”. Si usted ha sido víctima de este comportamiento, llame a un abogado para que lo ayude a determinar la responsabilidad por la violencia en el lugar de trabajo en Georgia.

Bajo las pautas establecidas por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA por sus siglas en inglés), el término incluye tanto agresiones físicas como amenazas verbales, y abarca cualquier cosa, desde un simple asalto hasta un homicidio.

El homicidio es la cuarta causa más importante de muerte en el lugar de trabajo, según el Censo de la Oficina de Estadísticas Laborales de Lesiones Fatales en el Trabajo. No importa la gravedad del ataque o la amenaza, la violencia en el lugar de trabajo nunca es aceptable, y existen una serie de opciones civiles disponibles para combatir esta mala conducta junto con las sanciones penales.

Tipos de violencia en el lugar de trabajo

El homicidio es, por supuesto, la forma más severa de violencia en el lugar de trabajo, con 403 muertes en 2014. Sin embargo, la conducta agresiva, incluyendo la agresión sexual, es mucho más común y es más probable que no se denuncie.

A continuación se presenta un resumen de algunos de los casos más frecuentes de violencia en el lugar de trabajo en ciertos sectores de empleo seleccionados, y de ninguna manera es una lista completa de posibles escenarios:

  • Atención médica:

    la violencia contra los trabajadores de la salud perpetrados por los pacientes a menudo puede ocurrir cuando los pacientes están bajo la influencia o experimentan una capacidad mental disminuida.

  • Aplicación de la ley:

    Si bien un cierto grado de violencia es parte de la descripción del trabajo, los agentes de la ley no están necesariamente obligados a soportar todas las formas de agresión, y pueden ser capaces de buscar una compensación en caso de negligencia por parte del empleador.

  • Servicio de entrega de alimentos:

    los que trabajan en la entrega de alimentos son especialmente vulnerables al robo y la agresión, y los empleadores tienen el deber de protegerlos de daños previsibles.

  • Hotelería:

    el asalto sexual en la industria de la hotelería es común, especialmente cuando se trata de alcohol.

  • Venta al por menor:

    los minoristas son propensos al robo y al asalto, especialmente si se sabe que tienen grandes sumas de efectivo a la mano.

Cuando se trata de violencia en el lugar de trabajo, los incidentes pueden ocurrir entre dos empleados o entre un empleado y un extraño (por ejemplo, un usuario, un cliente o un delincuente). Independientemente del escenario, la situación o el estado de las partes involucradas, la recuperación financiera puede estar disponible para la víctima a través de una demanda por lesiones personales con la ayuda de un abogado especializado en violencia en el lugar de trabajo en Georgia.

Iniciando una demanda

La compensación laboral no es más que un punto de partida cuando se trata de recuperarse de una situación violenta en el lugar de trabajo, y una demanda individual puede ser la mejor opción para cualquier persona que sufra las consecuencias de una experiencia tan desgarradora. Si los hechos tienden a mostrar que el empleador tenía un conocimiento real de la probabilidad de violencia o si la probabilidad de violencia era razonablemente previsible, ese empleador podría ser responsable ante cualquier empleado lesionado a manos de un compañero de trabajo o un tercero.

Por ejemplo, si un empleado se lesiona durante un robo a mano armada y el empleador no implementó las funciones de seguridad adecuadas para evitar tales incidentes, esto podría dar lugar a que el empleador sea responsable. Del mismo modo, si un empleador no realiza una verificación de antecedentes adecuada y contrata a un empleado con un patrón claro de violencia y conducta agresiva, el empleador podría ser responsable de cualquier asalto posterior perpetrado contra un compañero de trabajo, usuario o cliente.

Comuníquese ahora con las oficinas legales de John Morrison.

Si usted recientemente experimentó violencia en el lugar de trabajo y desea discutir su situación con un abogado experto en Georgia, comuníquese con las Oficinas Legales de John Morrison hoy mismo al 770-951-8900.