Todos los conductores tienen el deber de tener cuidado

Como una premisa legal básica, todos los conductores tienen el deber de tener cuidado unos con otros. En Georgia, esta norma se conoce como “diligencia ordinaria” y se explica detalladamente en la Sección 51-1-2 del Código de Georgia. Este concepto se aplica a los conductores de automóviles, camioneros, ciclistas y motociclistas por igual, y tiene como objetivo ayudar a aumentar la protección mutua de todos los que comparten la carretera. Además, tanto los conductores como los motociclistas tienen el deber mutuo de operar sus vehículos de manera razonable en todo momento. Deben tomar todas las debidas precauciones y estar atentos a los peligros y riesgos nocivos.

En consecuencia, la negligencia puede ocurrir en cualquier momento en que no se cumpla con esta norma, lo que puede causar lesiones a otro conductor. En el contexto de una motocicleta en lugar de un automóvil, puede surgir negligencia cuando un conductor no maneja su vehículo de una manera que mantiene la seguridad de los motociclistas en los carriles circundantes, lo que puede ocurrir debido a una distracción o un descuido básico.

Ejemplos de Negligencia del Conductor que Causa Accidentes de Motocicleta

Los casos de accidentes de motocicleta dependen de si – en el momento del accidente – el presunto conductor no atento actuó razonablemente en estas circunstancias. Siempre es un estándar difícil de definir, decidir lo que es “razonable bajo las circunstancias” por lo general se reduce a normas sociales generalmente aceptadas, experiencias mutuas compartidas como conductores y la comprensión global de lo que es seguro versus descuidado.

Cuando un conductor decide cambiar de carril, por ejemplo, hay un protocolo general para esta maniobra, que comienza con un rápido escaneo del carril adyacente para determinar si es un buen momento para cambiar de carril. Sin embargo, algunos conductores no logran dar este paso, lo que resulta en una transición abrupta y fortuita de un carril a otro. Para el desprevenido motorista metido en el punto ciego del conductor, esta decisión abrupta puede, y con frecuencia lo hace, llevar a una colisión lateral, que puede ser fatal para un motociclista.

Además de la colisión lateral, la falta de atención del conductor también es la culpable en el familiar accidente de giro a la izquierda. A modo de ejemplo, ocurren varios accidentes cuando un conductor está posicionado para girar a la izquierda y no ve una motocicleta que se aproxima desde la intersección. Trágicamente, estos accidentes a menudo conducen a choques frontales y lesiones graves o fatales.

Demostrar negligencia en estas situaciones es vital para obtener una compensación para usted o su ser querido.

¿Cómo puedo probar que el conductor fue negligente?

La evidencia, tales como informes policiales, declaraciones de testigos oculares, etc., es vital en estas situaciones. La evidencia puede ayudarlo a demostrar que el conductor no fue diligente y que sus acciones causaron directamente el accidente y, a su vez, sus lesiones. Por ejemplo, un testigo ocular puede testificar que el conductor no hizo la señal antes de cambiar de carril y se llevó al motorista.

Demostrar negligencia puede ser difícil y frustrante; póngase en contacto con un abogado de accidentes de motocicleta para obtener ayuda. Si usted sufrió una lesión recientemente en un accidente de motocicleta y cree que la falta de atención del conductor puede ser la culpable, no dude en comunicarse hoy mismo con las Oficinas Legales de John Morrison, LLC en Georgia, llamando al: 770-951-8900.